Hombre solo contra pandilleros 53308

Camila y Andrea Vivir porque pensaron que estabas muerta He visto morir gente delante de mí infinidad de veces. Así que si matasen a alguien aquí mismo, a mi lado, no gritaría ni lloraría. Crecí con eso de sentir que iba a morirme en cualquier momento, a la vuelta de la esquina. Nunca voy a olvidar el día que vi machetear a ese hombre. No grité, no me asusté. Miraba salir la sangre, callada. Tenía siete años. Mi madre me abrazó, lloraba y lloraba porque hubiese visto eso.

Nuestros libros

Dic 5, at Estimado Rafael, Me parece interesante acercarme mas al tema de el maltrato escolar, aunque no apruebo en lo absoluto la violencia como remedio auna sociedad agreciva, ya que como lo sustenta javieryuste, la acidez solo genera mas violencia. Tu punto de vista es muy renombrble, ya que si vosotros retomaramos la mentalidad que se solia tener hace escasamente solo unos cuantos años, nos podriamos dar cuenta que tiempo atras la violencia era una solucion muy reelevante. Personalmente me seria muy grato que tomaras en cuenta esta opinio, ya que si, tal vez los pillos nos puedan sacar de quicio una que otra vez, pero si denial les demostramos que la calma es una opcion renombrable, los alumnos seguiran tratandose entre ellos y a nosotros como profesores de una manera agresiva. Mucha suerte Rafael y felicidades por tu exito.

You are here

Cuando leí la postulación para la libre de Progressio que me envió una amiga del sur de Chile, pensé, que interesante sería salir a trabajar fuera de Chile en algo que me apasiona… la investigación. Y siento que la respuesta ha ido variando con el tiempo. Disfruto la localidad por sobre todas las cosas, disfruto el bullicio del centro histórico, disfruto con las conversaciones sencillas con gentes desconocidas, disfruto de ese oasis en medio del centro que se candela Bartolomé de Las Casas, lugar de aprendizajes diversos y lugar donde he podido desarrollarme en investigaciones y actividad en potenciar iniciativas, en fortalecer su labor incansable para la prevención de la violencia contra la mujer, la deconstrucción de las masculinidades hegemónicas, en la comprensión del pueblo sencillo, en el trabajo de terreno. Disfruto de ese grupo de jóvenes soñadores cheat los que formamos el Programa Tierno del CBC, en la cantidad de hombres jóvenes y adultos que se capacitan en la Escuela Equinoccio, disfruto cada día en conocer y reconocer las diferencias que me alientan en tierras Cuscatleca, en el centro mismo de El Salvador.

385386387388389